At Duolingo, we know how important it is for our learners to study increasingly challenging lessons in order to build their language skills--and our learners know it, too. But that doesn't mean it always comes naturally; it's also natural to want to stick to what's comfortable!

Our team was on a mission to keep our learners' language progress on track. Specifically, we wanted to push each learner right to the limit of their knowledge--and then some. Teaching experts call this scaffolding: we use what you already know to teach you newer, more challenging material, and so we build up your language abilities.

To keep our learners moving ahead, we personalize our lessons, tailoring the difficulty level for each individual learner. For example, adaptive exercises respond to how well a learner is doing: if a learner is performing well in a lesson, our algorithm selects slightly more challenging exercises from the next skill level. This personalization keeps you at the forefront of your learning, although you might not even know it's happening!

Enter exercise indicators

Even though the adaptive exercises were a success and kept learners engaged, we wanted to do more: we wanted to communicate to learners what was happening and why it mattered for their progress. We decided to tell our learners, straight up, “this is a hard exercise,” and we did this by adding a small message, or indicator, at the top of the screen during these harder exercises.

Standard exercise with no indicator ⤵️ Exercise with a difficulty indicator ⤵️
Standard exercise with no indicator Exercise with a difficulty indicator

Our learners responded very positively to this transparency! They spent more time studying and therefore more time working on harder exercises that pushed their learning further. They were more likely to return to their lessons the next day. They were even more likely to sign up for a Duolingo Plus trial, unlocking more learning opportunities. During a user experience interview, one learner put it best: “The indicator raises the floor and the ceiling. If I make a mistake, I don’t feel as bad, because you warned me that it was hard. If I get it right, I feel proud.

Chasing difficulty

With this new-found approach of keeping it real, we decided to draw back the curtain even further on another part of the course: skill levels. We carefully craft each level to achieve different learning objectives. For example, the first level of lessons get learners familiar with the new vocabulary and grammar being taught in the skill; the second emphasizes recognition through lots of reading and listening practice; the third prioritizes speaking and pronunciation; and so on.

Those earlier levels focus on encoding--helping learners get the new words and meanings into memory--and advanced levels give learners practice with retrieving those words from memory, which helps build strong connections in your brain. Those later levels are really important for learning to use the new language, especially in speaking, but learners are often most focused on moving down the course, not on leveling up. Gradually leveling up skills is the best way to study with Duolingo, so how could we motivate learners to do more of it?

Building on our insights from the indicators, we decided to highlight the value of leveling up with transparent communication about improved proficiency whenever a learner completed a level.

Level-up card explaining how a user’s proficiency improved throughout the level

As in the case of indicators, this clear communication about learning value increased how much learners studied and how often they came back to keep learning. This time however, we noticed another exciting behavior: learners chased the harder content! When we explained to them the exact value in how they were spending their time, they leveled up more frequently and so saw more advanced exercises. We just needed to activate their intrinsic motivation so they remembered why they were on Duolingo in the first place!

The real reward

We are in such a lucky position serving learners who enjoy using our product for fun and to reach their personal goals. While we know that they love our gamification, they also keep their eye on the prize: language learning--and that’s the biggest reward. Happy learning, everyone!

Take on a new challenge, and download Duolingo on Apple or Google Play stores.

Español: El impacto de la transparencia en el aprendizaje

En Duolingo sabemos lo importante que es para nuestros usuarios aprender en lecciones cada vez más desafiantes para poder desarrollar sus habilidades en otro idioma (¡y nuestros usuarios también lo saben!). Sin embargo, eso no significa que esto ocurra siempre de forma natural: ¡también es natural querer quedarnos donde nos sentimos más cómodos!

Nuestro equipo se puso la meta de lograr que el progreso de nuestros usuarios no se detenga. Específicamente, queríamos empujar a cada usuario hasta el límite de sus conocimientos… y más allá. Los expertos de aprendizaje llaman a esto andamiaje: usamos aquello que ya conoces para enseñarte un contenido nuevo y más desafiante para seguir construyendo tus habilidades en otro idioma.

Para que nuestros usuarios sigan avanzando, personalizamos nuestras lecciones y adaptamos su nivel de dificultad para cada usuario en particular. Por ejemplo, los ejercicios adaptativos van cambiando según el desempeño del usuario: si está haciéndolo bien en una lección, nuestro algoritmo selecciona ejercicios ligeramente más difíciles del nivel siguiente de la unidad. ¡Esta personalización mantiene tu aprendizaje siempre en primer plano, incluso cuando quizás ni lo notes!

Conoce los indicadores de ejercicios

Aunque los ejercicios adaptativos tuvieron grandes resultados y lograron mantener la atención de los usuarios, queríamos hacer mucho más: queríamos comunicar a los usuarios qué estaba ocurriendo y por qué era importante para su aprendizaje. Entonces decidimos decirles de forma directa “este es un ejercicio difícil”, algo que hicimos a través de un pequeño mensaje (o indicador) en la parte superior de la pantalla que aparece durante estas lecciones más difíciles.

Ejercicio normal sin indicador ⤵️ Ejercicio con un indicador de dificultad ⤵️
Ejercicio normal sin indicador Ejercicio con un indicador de dificultad

¡La respuesta de los usuarios a esta transparencia fue muy positiva! Pasaron más tiempo aprendiendo y, por lo tanto, más tiempo en ejercicios más difíciles que llevaron su aprendizaje más allá. También hubo una mayor probabilidad de que volvieran a sus lecciones al día siguiente. Incluso, una mayor cantidad de usuarios empezaron una prueba gratis de Duolingo Plus para acceder a más oportunidades para aprender. Durante una encuesta de experiencia del usuario, uno de nuestros usuarios lo describió a la perfección: “El indicador eleva los límites. Si cometo un error, no me siento tan mal porque me avisaron que era difícil. Si respondo bien, siento orgullo”.

En búsqueda de una mayor dificultad

Con este nuevo enfoque que descubrimos para mantener vivo al aprendizaje, decidimos revelar otra parte de los cursos: los niveles de las unidades. Diseñamos cada nivel con cuidado para alcanzar diferentes objetivos de aprendizaje. Por ejemplo, el primer nivel de las lecciones presenta el nuevo contenido y gramática de la unidad para que el usuario se familiarice con ellos. El segundo nivel se enfoca en el reconocimiento a través de una práctica extensa de lectura y escucha. El tercero da prioridad al habla y la pronunciación, etcétera.

Los primeros niveles se enfocan en la codificación (ayudan a los usuarios a almacenar en su memoria las nuevas palabras y significados) y los niveles más avanzados le dan a los usuarios la posibilidad de recuperar esas palabras de sus memorias, lo que les ayuda a desarrollar conexiones más sólidas en sus mentes. Estos niveles posteriores son muy importantes para aprender a usar un nuevo idioma, en especial para hablar, pero los usuarios a menudo están más enfocados en avanzar por el curso que en subir de nivel. La mejor forma de aprender en Duolingo es subir de nivel las unidades gradualmente. Entonces, ¿cómo podemos motivar a los usuarios a hacer eso?

Al tomar lo que aprendimos de los indicadores, decidimos resaltar la importancia de subir de nivel a través de una comunicación transparente de la mejora de las capacidades del usuario cada vez que completaba un nivel.

Pantalla que explica la mejora de las capacidades del usuario al subir de nivel

Tal como sucedió con los indicadores, esta comunicación clara sobre la importancia del aprendizaje aumentó la cantidad y frecuencia con la que los usuarios regresaban para seguir aprendiendo. Esta vez, sin embargo, notamos otra actitud emocionante: ¡los usuarios buscaban contenido más difícil! Cuando les explicamos el valor exacto del tiempo que estaban invirtiendo, empezaron a subir de nivel con mayor frecuencia y, por lo tanto, encontraron ejercicios más avanzados. ¡Solo necesitamos activar esa motivación que llevaban dentro para que recordaran qué los había traído a Duolingo en un principio!

La verdadera recompensa

Estamos en un lugar muy afortunado, donde podemos ayudar a los usuarios que disfrutan de nuestro producto para divertirse y para alcanzar sus metas personales. Aunque sabemos que les encanta la gamificación, también sabemos que aspiran a recibir el premio: aprender un idioma, que es la recompensa más grande de todas. ¡Les deseamos a todos un feliz aprendizaje!

Acepta el reto y descarga Duolingo en la App Store o en Google Play.