Duolingo owl holding a pencil above an illustration that says Dear Duolingo

We're back with another edition of Dear Duolingo, a biweekly advice column just for language learners! (Normally we're here every other Tuesday, but we made an exception this week.) Today, Dr. Cindy Blanco, a senior learning scientist at Duolingo, is answering a question about dialects and accents. Read past installments on fluency and the most popular language in the U.S.

Let's check out today's topic:

Dear Duolingo,

This might be a basic question, but I’ve been wondering: what's the difference between accents and dialects? And how do people develop such different pronunciations or words or grammar rules for one language? (It’s fun, but… help!)

Looking forward to learning more!
Sounding Board

This is a great question! It affects every person, in every language, whether it's the one you grew up using or a new one you're studying.

Everyone has at least one accent and one dialect—yes, even you!—and it's also possible to have more than one. Accents and dialects can represent the region you're from, your ethnicity or race, your age, your religious group, and many other dimensions—even your college experience, as Dr. Jessi Grieser explained at Duocon 2021! It's also common for people to switch their accents or dialects, either unintentionally or deliberately, as they move through the world, depending on who they're talking to, where they are, and what they want to convey about their identity. (Is this someone I want to show closeness to and so sound more like? Or do I want to show that I'm not a part of this group and so I want to sound less similar?)

And this is just thinking about the language you grew up using—but these layers are likely present in your second, third, and fourth languages, too. You can also have a "foreign" accent in one language that reflects the other languages you know. (In fact, the line between "native" and "foreign" accents can be really blurry!)

Today let's focus on accents and dialects in the language you grew up using. Think of this as an introduction, and in future weeks, we can answer more accent and dialect questions! (But only if you email us and let us know what those questions are!)

What's the difference between an accent and a dialect?

Alright, Sounding Board, the short answer:

  • Accent refers to pronunciation
  • Dialect refers to a whole group of language features, including pronunciation, but also differences in vocabulary, grammar, and how the language gets used (like the rules of what counts as polite)

So if you and I speak different dialects of English, we probably have some differences in what words we use (maybe I say zucchini and you say courgette), some grammatical rules (maybe I say Do you have any tea? instead of Have you any tea?), and how we use those words (some English dialects say Pardon? and I could too… but more natural for me is Excuse me?).

If you and I have different accents in English, we very probably have other differences too, like the ones mentioned above, but if we're specifically mentioning our accents, we mean only the pronunciation differences.

Communities that use a particular dialect or accent can range in size; some dialects include millions of people, and others only a hundred (and some probably even fewer!). For example, North American English refers to the dialect of English used in much of the U.S. and Canada by hundreds of millions of people—but within that enormous super-region are lots of smaller dialects of varying sizes, including African American English, Pittsburgh English, and Southern English.

How accents and dialects work

If you use language, you have an accent. And if you use language, you are using a dialect of the language. That includes everyone!

It's not uncommon for people to feel that they don't have an accent, particularly if most people around them speak the same way, and especially if the people in power around them speak similarly to them. Instead, a language can be thought of as a collection of dialects, all more or less understandable to each other. Or, as internet linguist and 2021 Duocon speaker Gretchen McCulloch recently tweeted, "A language is just some dialects in a trenchcoat."

Ok, so where do they come from, all these accents and dialects? First, it's useful to remember that language is one of many parts of shared culture and traditions that we have as humans, and so people use language in ways that match their communities and identities. Our clothes, interests, gestures, hair styles, and aspirations are shaped by our surroundings (even when those surroundings lead us to want to rebel against them and leave our community behind!). And as for language, we're creatures that like to sound like people we perceive as similar to us, or who we want to be more similar to.

The second thing to know is that accents and dialects typically evolve gradually, so any drastic differences you notice today probably started as smaller differences or were only used by a part of the community before they spread. Remember that game Telephone, where someone whispers a word to you, and you have to whisper it to the next person? Typically, after a word gets through the whole group, it's turned into another word entirely! You can think of language and dialects like a large-scale game of Telephone: two neighboring communities might have a small difference in a word, and the next two communities might have a different small difference in that word, and the next two have yet another difference, etc. And if that can happen for every single word, imagine how different dialects can get when you account for phrases, grammar, conversation rules, and–yes–accents!

Over time, dialects can become so divergent, or different from one another, that they stop being easily understood by each group. This often coincides with other changes, culturally and politically, and you might end up calling them different languages. In fact, Romance languages started as just different dialects of Latin!

Four unbelievable facts about accents and dialects

1. No accent is inherently easier to pronounce or understand than any other

Of course, some accents are definitely easier for you to pronounce or understand, but it's all about your personal language experience! Your brain is best at understanding what it has been exposed to, no matter the actual sounds involved or what other people may think of the accent or its speakers. The same is true for pronouncing an accent: if you didn't grow up pronouncing a word a certain way, does that make the different pronunciation actually inherently hard or is it hard for you, given your language experiences?

2. Your accent is always changing, even if just a little bit

We are constantly tweaking our accents, in ways we probably don't even notice. That's because our accents (and really, lots of features of our language!) are very susceptible to peer pressure: our brains track tons of details of the language around us (how exactly a vowel is pronounced, how often a particular word or phrase is heard, who uses which new words), and we often can't help but subtly change our own accents in response to what's commonly used around us. One really interesting example of this is Queen Elizabeth's speech: linguists have analyzed her yearly Christmas broadcasts and tracked over time how her vowels have become more like those of regular people in southern Britain!

3. "Standard" accents and dialects are kind of a myth

Which accent or dialect gets treated as "standard" has everything to do with the people who use it, and nothing to do with the linguistic features of the language. You might sometimes hear people explain why the "standard" makes more sense or does something more logically, but the real rationale actually goes the other way: whatever pronunciation, word, phrase, or grammar the people in power use, there ends up being an explanation why that is a better way of speaking. But there isn't some neutral or inherently "better" sound/word/phrase/grammar. And it's no accident that many "standard" varieties happen to coincide with whatever region or city ends up being politically powerful, like the capital of a country.

4. Accents can work differently in different languages

Accents have the same underlying principles in all languages, but the result can look different depending on the language! In English, the biggest difference between one accent and another is typically in how people pronounce the vowels. Can you think of any English examples? "Potato" has a whole song about its different pronunciations, where the consonants P-T-T are basically the same, but British and American speakers make the vowels differently. (Note that this is a huge generalization about a global language spoken in dozens of countries around the world, and there are definitely lots of consonant differences across the globe, too!)

On the other hand, many dialects of Spanish have pretty consistent vowels, and it's the consonants that can sound really different. In Spain, most dialects of Spanish have a "th" sound (like in English "think") wherever you see "z," "ce," and "ci" written, so casa (house) and caza (he or she hunts) sound different. "R" is also pronounced differently depending on the accent, so in the Caribbean the "r" sound will be more like an "l" or even an "h," depending on the word and what accent the speaker has (Cuban, Puerto Rican, Dominican, etc). And the Argentinian and Uruguayan accents typically have a "sh" sound, making words like calle (street) sound like "cashe"! (Same caveat here: there definitely can be vowel differences across Spanish dialects! This is a generalization for sure.)

Spoken languages aren't the only ones that have accents. People who use signed languages, like American Sign Language (ASL), also have accents! Signs can be described by the shape the hand(s) are in, the movement of the hand(s), which way the hand(s) are facing, the location of the hand(s), and other features of the body and face when producing the sign. So an accent in a signed language is when one of these features is a little different for one signer versus another. So just like I said for English that the vowels in potato/potahto can differ, in ASL one user might have a slightly different shape of the hand than another.

* * *

There's your intro to accents and dialects, Sounding Board. This is such a rich topic that touches on linguistics, history, anthropology, politics, and language learning, so let us know what else is on your mind or what you'd like to learn more about! You can send your questions to dearduolingo@duolingo.com, or by tag us on social media with #DearDuolingo. See you in two weeks!

Español: Querido Duolingo: ¿cuál es la diferencia entre un dialecto y un acento?

Duo con una ilustración que dice Querido Duolingo

¡El tema de hoy¡

Querido Duolingo,

Quizás sea una pregunta simple, pero me he estado preguntando: ¿cuál es la diferencia entre los acentos y los dialectos? También, ¿cómo desarrollan las personas una pronunciación, palabras o reglas gramaticales tan diferentes para un mismo idioma? (Es divertido, pero… ¡ayuda!)

¡Gracias!
Una caja de resonancia

¡Excelente pregunta! Esto es algo que afecta a cada persona en cada idioma, ya sea que lo hayas usado al crecer o que sea un nuevo idioma que estás aprendiendo.

Todos tenemos al menos un acento y un dialecto (¡sí, tú también!), aunque es posible tener más de uno. Los acentos y dialectos pueden representar la región de la que provienes, tu etnia, raza, edad, religión y muchas otras dimensiones (¡incluso tu experiencia universitaria, como explicó la Dra. Jessi Grieser en la Duocon 2021!). También es común que las personas alternen entre sus acentos y dialectos, ya sea intencionalmente o sin querer, a medida que se mueven por el mundo, según con quién estén hablando, donde estén y qué quieren transmitir sobre su identidad: ¿es esta persona alguien a quien le quiero demostrar cercanía y sonar más similar a ella? ¿O quiero demostrar que no soy parte de este grupo y quiero sonar menos similar a ella?

Eso es solamente si pensamos en el idioma que usaste al crecer, pero estas capas están seguramente presentes en tu segundo, tercer y cuarto idioma. También puedes tener un acento “extranjero” en un idioma que refleja los otros idiomas que conoces (¡de hecho, la línea entre “nativo” y “extranjero” en los idiomas puede ser bastante difusa!).

Hoy vamos a enfocarnos en los acentos y dialectos del idioma con el que creciste. Piensa en esto como una introducción, así podremos ir respondiendo más preguntas sobre acentos y dialectos en las próximas semanas (¡pero solo si nos envías tus preguntas por correo electrónico.

¿Cuál es la diferencia entre un acento y un dialecto?

Muy bien, Caja de resonancia, la respuesta corta es:

  • Acento suele referirse a la pronunciación
  • Dialecto suele referirse a un grupo completo de características del idioma, donde se incluye la pronunciación, pero también las diferencias en vocabulario y gramática y cómo se usa el idioma (como las reglas de cortesía).

Entonces, si tú y yo hablamos dialectos diferentes del español, lo más probable es que haya una diferencia entre las palabras que usamos (quizás yo digo calabacín y tú dices zapallito), algunas reglas gramaticales (quizás yo digo ¿Quieres un poco de té? en lugar de ¿Querés un poco de té?) y cómo utilizamos esas palabras (algunos dialectos del español usan ¡Qué buena onda! y yo podría usarlo también… pero para mí es más natural decir ¡Qué padre!).

Si tú y yo tenemos diferentes acentos de español, es muy probable que tengamos otras diferencias como las que mencionamos antes, pero si mencionamos específicamente nuestros acentos, nos estamos refiriendo únicamente a las diferencias de pronunciación.

Las comunidades que usan un dialecto o acento particular pueden variar en tamaño: algunos dialectos incluyen a millones de personas, mientras que otros a solo cientos de ellas (¡y algunas incluso menos que eso!). Por ejemplo, el inglés norteamericano se refiere al dialecto del inglés que es hablado en Estados Unidos y Canadá por cientos de millones de personas. Sin embargo, dentro de esa región inmensa existen muchos dialectos pequeños de diferentes tamaños, donde están el inglés afroamericano, el inglés de Pittsburgh y el inglés del sur entre otros.

¿Cómo funcionan los acentos y los dialectos?

If you use language, you have an accent. And if you use language, you are using a dialect of the language. That includes everyone!
Si usas un idioma, tienes un acento y, si usas un idioma, estás usando el dialecto de ese idioma. ¡Eso nos incluye a todos!

No es raro que las personas sientan que no tienen un acento, particularmente si la mayoría de las personas que las rodean hablan de la misma manera y, en especial, si las personas en posiciones de poder a su alrededor hablan de una forma similar a ellas. En cambio, un idioma puede ser pensado como una colección de dialectos, todos más o menos comprensibles entre ellos. Como dijo recientemente en Twitter la lingüista de Internet y expositora en la Duocon 2021, Gretchen McCulloch, “un idioma es un montón de dialectos que usan la misma gabardina”.

Muy bien, entonces, ¿de dónde vienen todos estos acentos y dialectos? Primero, es útil recordar que el idioma es una de las muchas partes de la cultura y tradiciones compartidas que tenemos los seres humanos y, por eso, las personas usan el idioma de maneras que coincidan con sus comunidades e identidades. Nuestra ropa, intereses, gestos, peinados y aspiraciones son definidas por nuestros alrededores (¡incluso cuando estos alrededores nos llevan a rebelarnos contra ellos y dejar atrás nuestra comunidad!). En cuanto al idioma, somos criaturas a las que les gusta sonar como las personas que percibimos que se parecen a nosotros o a quienes queremos parecernos.

Lo segundo que hay que saber es que típicamente los acentos y los dialectos evolucionan de manera gradual, así que cualquier diferencia drástica que notes hoy en día probablemente haya empezado como pequeñas diferencias o eran utilizadas por solo una pequeña parte de la comunidad hasta que se expandieron. ¿Recuerdas ese juego, “teléfono descompuesto”, en el que una persona te susurraba una palabra y tú debías susurrarle lo mismo a la siguiente persona? En general, después de que una palabra pasaba por todo el grupo, ¡se convertía en una palabra completamente diferente! Puedes pensar en el idioma y los dialectos como un juego de “teléfono descompuesto” a gran escala: dos comunidades vecinas pueden compartir una misma palabra con una pequeña diferencia y otras dos comunidades vecinas pueden compartir una pequeña diferencia distinta en esa palabra y otras dos pueden tener otra diferencia, y así. Si todo eso puede ocurrir con una sola palabra, ¡imagina qué distintos pueden ser los dialectos cuando tomas en cuenta frases, gramática, reglas de las conversaciones y, claro, acentos!

Con el tiempo, los dialectos pueden divergir tanto, o diferenciarse tanto entre ellos, que dejan de ser comprendidos con facilidad por cada grupo. Esto usualmente coincide con otros cambios, culturales y políticos, por lo que podrías empezar a llamarlos idiomas diferentes. ¡De hecho, las lenguas romances nacieron como diferentes dialectos del latín!

Cuatro hechos sorprendentes de los acentos y dialectos

1. Ningún acento es inherentemente más fácil de pronunciar o entender que otro

Por supuesto, algunos acentos son definitivamente más fáciles de entender o pronunciar para ti, ¡pero eso depende totalmente de tu experiencia personal con los idiomas! Nuestro cerebro entiende mejor aquello a lo que fuimos expuestos, sin importar qué sonidos escuchamos o lo que otras personas puedan pensar sobre el acento y sus hablantes. Lo mismo sucede al pronunciar un acento: si no creciste pronunciando una palabra de determinada manera, ¿eso hace que las diferentes pronunciaciones sean inherentemente *difíciles” o que sea difícil para ti, según tu experiencia con los idiomas?

2. Tu acento siempre está cambiando, aunque sea un poco

Estamos constantemente adaptando nuestros acentos, en formas que probablemente ni siquiera notemos. Eso es porque nuestros acentos (y, en realidad, muchas de las características de nuestro idioma) son muy susceptibles a las presiones grupales: nuestros cerebros llevan cuenta de una cantidad enorme de detalles sobre el idioma que nos rodea (cómo se pronuncia exactamente una vocal, con qué frecuencia escuchamos una palabra o una frase, quién utiliza qué palabras nuevas) y a menudo no podemos evitar cambiar sutilmente nuestros acentos en respuesta a lo que se usa comúnmente a nuestro alrededor. Un ejemplo muy interesante de esto es el discurso de la reina Elizabeth(en inglés): los lingüistas han analizado sus transmisiones anuales para Navidad y han rastreado con el tiempo cómo sus vocales se han ido pareciendo a las de los ciudadanos en el sur de Inglaterra.

3. Los acentos y dialectos “estándar” son una especie de mito

Qué acento o dialecto es considerado “estándar” tiene que ver con las personas que lo usan y nada tiene que ver con las características lingüísticas de ese idioma. Quizás hayas escuchado a personas explicando por qué el “estándar” tiene más sentido o que hace algo de una forma más lógica, pero en realidad el fundamento va en sentido contrario: cualquiera que sea la pronunciación, la palabra, frase o gramática que usen las personas que estén en el poder, siempre termina existiendo una explicación de por qué esa es la mejor forma de hablar. Sin embargo, no hay sonidos/palabras/frases/gramáticas inherentemente neutrales o “mejores”. No es casualidad que muchas de las variedades “estándar” coincidan con la región o la ciudad que sea políticamente poderosa, como la capital de un país.

4. Los acentos pueden funcionar de diferentes formas en diferentes idiomas

Los acentos tienen los mismos principios subyacentes en todos los idiomas, ¡pero los resultados pueden verse diferente según cada idioma! En inglés, la mayor diferencia entre un acento y otro suele ser típicamente la forma en que se pronuncian las vocales. Por ejemplo, la palabra “Potato” (papa) tiene toda una canción(en inglés) dedicada a las distintas pronunciaciones, donde las consonantes P-T-T son básicamente iguales, pero los hablantes norteamericanos e ingleses pronuncian diferente las vocales. Ten en cuenta que esta es una gran generalización acerca de un idioma hablado por docenas de países en todo el mundo. ¡Definitivamente hay muchas diferencias entre las consonantes en todo el mundo!

Por otro lado, en muchos dialectos del español hay una consistencia en las vocales y son las consonantes las que pueden sonar muy diferentes. En España, la mayoría de los dialectos tienen un sonido “th” (como el de “th” en la palabra “think”) en las palabras con “z”, “ce” y “ci”, por lo que casa y caza suenan diferentes. La “r” también es pronunciada diferente según el acento, así que el sonido “r” del caribe suena más como una “l” o incluso una “j” según la palabra y el acento del hablante (cubano, portorriqueño, dominicano, etc.). Los acentos de Argentina y Uruguay tienen típicamente un sonido como el de “sh” en inglés, lo que hace que palabras como calle suenen como “cashe”. (Ten en cuenta lo mismo que antes: ¡definitivamente hay muchas diferencias entre las vocales de los dialectos del español! Esta es una generalización).

Los idiomas hablados no son los únicos que tienen acentos. ¡Las personas que usan lenguas de señas, como la LSA (Lengua de Señas Americana) también tienen acentos! Podemos describir las señas por las formas en las que se colocan las manos, el movimiento de las manos, la ubicación de las manos, si las manos están de frente y otras características del cuerpo al momento de producir la seña. Entonces, un acento en una lengua de señas es cuando esas características son un poco diferente para una persona que utiliza lengua de señas con respecto de otra. Tal como en inglés las vocales en “potato” y “potahto” pueden variar, en LSA, una persona puede colocar las manos en una forma distinta de la de otra.

* * *

Ahí está la introducción a acentos y dialectos, Caja de resonancia. Este es un tema muy rico que aborda la lingüística, historia, antropología, política y aprendizaje de idiomas, así que haznos saber qué otras dudas tienes o de qué te gustaría aprender más. ¡Y tú también! Puedes enviar tus preguntas a dearduolingo@duolingo.com o dejarnos un mensaje en las redes sociales con el hashtag #DearDuolingo. ¡Nos vemos en dos semanas!