Duolingo Owl with a speech bubble that says "Dear Duolingo"

A lot of questions pop up when you’re learning a language. Sure, you might find yourself thinking, “Okay, what’s the word for that, again?” but as you spend more time learning, you also might want to go a bit deeper. Why does my new language have these tricky grammar rules? Why do languages use different sounds for similar looking letters? How did some languages develop entirely new alphabets?

Though we don’t have all the answers, we have some of them! Welcome to the first installment of Dear Duolingo, an advice column just for language learners! Here, Duolingo experts will answer all your questions about language, learning, and linguistics so you can feel confident in what you're learning, how to study, and why it matters!

Okay, so your first question might be, who’s answering my questions? Is it the owl? Not quite!

My name is Dr. Cindy Blanco, and I'm a senior learning scientist at Duolingo—that means that I work on applying language and learning research to the teaching tools we develop for our courses. I have a master's degree in Spanish linguistics and a PhD in linguistics, and my research focused on differences between how kids and adults learn languages and how you learn to tune your ear (and your tongue!) to the sounds of your new language. I've taught Spanish, linguistics, cognitive science, and even statistics!

I think about language a lot—like, all the time. (Ask my mom; she's been dealing with this obsession of mine for decades.) Language is everywhere, and it touches our life in so many ways: through music, art, social media, TikTok comments, and texting; how we communicate and connect with people in the same room and people across the globe; when we tell jokes or feel good, hurt, or confused. Language matters, and language matters to you, dear learners!

Let's kick things off with today’s topic:

Dear Duolingo,

I've been studying my new language for 100 days. It feels like a long time! How long until I’m fluent? Wait… what is fluency, anyway?

Sincerely,
Patient Practicer

This is such a great question because it hits on what it means to "know" a language, what kinds of goals learners should set for themselves, and how you can measure your progress when learning a new language.

When most people say they are "fluent" in a language, or that they want to be "fluent," they probably mean something more like "comfortable." But "fluent" gives the impression of being as proficient in the new language as you are in the language you grew up using, which is something many bilinguals achieve—but I would say it's not a helpful or even necessary goal for most learners. There are some myths around fluency and its importance. Have you ever heard these myths, or even thought them to yourself maybe? 😬

  • I need to be fluent in order to be understood.
  • I need to be fluent in order to feel comfortable speaking.
  • I need to be fluent in order to understand everything around me.

The reality is that there is no end point for learning a language—including your own language! – and you can probably reach many of your language goals (understanding, being understood, feeling comfortable) without having to study for years and years.

How to define “fluency”

Here's why "fluency" is complicated: "fluency" is really hard to measure. What does it mean, and how might a teacher or language researcher measure or test it?

If you can say a lot, and say it quickly, but still make a lot of grammatical errors, does that count as "fluent"? What about someone who has excellent grammar, knows all the rules, but it takes them a while to put it all together in sentences? Is that "fluency"? Or what if your grammar is spot-on, but it’s not really the most appropriate or natural way to say things…is that "fluent"? There are so many factors!

And honestly, depending on what you want to do with the language, any one of those scenarios might serve you just fine! If you're traveling in a new place and are being understood, how important is it if you didn't use the right preposition? And if you haven't mastered all the nuance of the language but are still making meaningful connections with family who speak another language, isn't that actually quite an accomplishment?

Communication is really the most important part of language learning, so if you're on your way to communicating your needs in the ways you want to express yourself, then you are making good progress.

What makes you "fluent"?

That's why we language researchers and teachers prefer to think about different components of language learning, so we break language down into smaller parts that we can measure. Here are some of language experts' favorite components to measure. Where are your strengths and weaknesses?

  • Language skills: Speaking, writing, reading, and listening. These "SWRL" skills are meant to capture the different things you do with language, and it's normal for some to come easier than others, especially at different points in your learning.

  • Language knowledge: Vocabulary, grammar, pronunciation, and conversation rules. Within each of these, there are different levels of proficiency, so you might have pretty advanced vocabulary and know a lot of words but have more beginner grammar and don't know many verb tenses yet. You can even subdivide these areas further, like pronunciation can be separated into knowing and using the individual sounds of the language versus knowing the language's rhythm and intonation ("prosody").

You can also measure how much you say, the rate of producing the language – like how easy it is to get the words out, in speaking, writing, or signing, and do you have to pause a lot. And that is separate from the accuracy of what you say and whether all the language's rules were followed.

Another way to think about proficiency is about how understandable you are to someone who knows the language, and this comprehensibility isn't the same as knowledge of grammatical rules or perfect pronunciation.

When you break "fluency" down into all the different components of language, you can see why it's not so easy to define fluency! Knowing how to analyze language like this can help you set specific, meaningful goals and better track your progress.

Work towards language progress instead of fluency

So, Patient Practicer, the answer is: fluency is a myth and there are lots of more meaningful ways to gauge your progress! It just depends on what your goal is. I think this is one of those questions that is so different for each learner that there isn't a one-size-fits-all answer.

Thanks for reading the first installment of Dear Duolingo! Do you have a question you want answered? Reach out at dearduolingo@duolingo.com or tag us on social using the hashtag #DearDuolingo. We’ll see you back here every other Tuesday!

Español: Querido Duolingo: ¿Qué es la fluidez, exactamente?

Duo sobre una burbuja de texto que dice "Querido Duolingo"

Cuando estás aprendiendo un idioma, surgen muchas preguntas. Podrías pensar cosas como, “Bien, ¿cómo era la palabra para eso?”, pero a medida que pasas más tiempo aprendiendo, quizás quieras profundizar un poco más: ¿Por qué mi nuevo idioma tiene estas reglas gramaticales tan complicadas? ¿Por qué los idiomas usan sonidos diferentes para letras que se ven iguales? ¿Por qué algunos idiomas desarrollaron alfabetos completamente nuevos?

Aunque no tenemos todas las respuestas… ¡podemos responder algunas de ellas! Bienvenidos a la primera edición de Querido Duolingo, una columna con consejos solo para las personas que están aprendiendo idiomas. Aquí, los expertos de Duolingo responderán todas tus preguntas sobre idiomas, aprendizaje y lingüística para que sientas confianza en lo que aprendes, cómo lo aprendes y por qué importa.

Muy bien, quizás tu primera pregunta sea: “¿Quién responderá mis preguntas? ¿El búho?”. ¡Esta vez no!

Soy la Dra. Cindy Blanco, una científica del aprendizaje sénior en Duolingo, lo que significa que trabajo en la aplicación de los estudios de idiomas y aprendizaje a las herramientas de enseñanza que desarrollamos para nuestros cursos. Tengo una maestría en Lingüística del español y un doctorado en Lingüística. Mi investigación se enfocó en las diferencias entre cómo aprenden idiomas los adultos y niños, y cómo aprendes a ajustar tu oído (¡y tu lengua!) a los sonidos de tu nuevo idioma. He enseñado español, Lingüística, Ciencias cognitivas ¡e incluso Estadística!

Pienso mucho en los idiomas… diría que todo el tiempo (pueden preguntarle a mi mamá; ha estado soportando mi obsesión por décadas). Los idiomas están en todas partes y tocan nuestras vidas de muchas maneras: a través de la música, el arte, las redes sociales, comentarios de TikTok y mensajes de texto; cómo nos comunicamos y conectamos con personas en una misma habitación o en el otro lado del mundo; y cuando contamos chistes o nos sentimos bien, heridos o confundidos. ¡Los idiomas importan y los idiomas les importan a ustedes, queridos lectores!

Vamos a empezar con el tema de hoy:

Querido Duolingo,

He estado practicando mi nuevo idioma por 100 días. ¡Se siente como mucho tiempo! ¿Cuánto tiempo falta para ser fluido en el idioma? Un momento… ¿qué es la fluidez, exactamente?

Saludos,
Paciente practicante

Esta es una excelente pregunta porque justo tiene que ver con lo que significa “saber” un idioma, qué tipos de metas debes ponerte y cómo puedes medir tu progreso al aprender tu nuevo idioma.

Cuando la mayoría de las personas dice que habla un idioma “con fluidez” o que quiere tener “fluidez”, probablemente se refieran a algo más parecido a “sentir comodidad”. Pero “fluidez” da la impresión de ser tan competente en el nuevo idioma como en aquel con el que creciste, algo que logran las personas bilingües (pero yo diría que no es una meta útil o siquiera necesaria para la mayoría). Hay muchos mitos en torno a la fluidez y su importancia. ¿Escuchaste alguna vez estos mitos? ¿O quizás lo pensaste por tu cuenta? 😬

  • Debo ser fluido para que me puedan entender.
  • Debo ser fluido para poder sentir comodidad al hablar.
  • Debo ser fluido para entender todo lo que me rodea.

La realidad es que no hay un punto final para el aprendizaje de un idioma (¡eso incluye a tu propio idioma!) y seguramente puedas alcanzar muchas de tus metas de idiomas, como entender, que te entiendan y sentir comodidad, sin tener que estudiar durante años y años.

Cómo definir la “fluidez”

Este es el motivo por el que la “fluidez” es complicada: es realmente difícil de medir. ¿Qué significa y cómo podrían medirla o ponerla a prueba un maestro o un investigador de idiomas?

Si puedes decir muchas cosas y rápido, pero aún cometes muchos errores gramaticales, ¿eso es tener “fluidez”? ¿Y qué tal alguien que tiene una excelente gramática, conoce todas las reglas, pero le toma un tiempo combinarlas en oraciones? ¿En ese caso tiene “fluidez”? ¿Y qué tal si la gramática es impecable pero no es realmente la forma más apropiada o natural de decir las cosas? ¿Eso es “fluidez”? ¡Hay tantos factores!

Honestamente, según lo que quieras hacer con el idioma, cualquiera de esas situaciones podría funcionar sin problemas para ti. Si estás viajando a un nuevo lugar y te entienden, ¿qué tan importante es que no hayas usado la preposición correcta? Si no dominaste todos los matices del idioma, pero aún así estás creando lazos importantes con tus familiares que hablan otro idioma, ¿no es ese un logro impresionante?

La comunicación es realmente la parte más importante del aprendizaje de idiomas, así que si estás logrando comunicar tus necesidades de la manera que quieres expresarte, entonces estás haciendo un buen progreso.

¿Qué te hace tener “fluidez”?

Por eso los investigadores de idiomas y maestros preferimos hablar de diferentes componentes del aprendizaje de idiomas, para poder separar el idioma en partes más pequeñas que podemos medir. Estos son algunos de los componentes que los expertos de idiomas prefieren medir. ¿Cuáles de estos crees que sean tus puntos débiles y tus puntos fuertes?

  • Habilidades de idiomas: hablar, escribir, leer y escuchar. Se supone que estas habilidades (también llamadas "SWRL", por sus nombres en inglés) capturan las diferentes cosas que haces con los idiomas. Es normal que algunas te resulten más fáciles que otras, en especial en diferentes momentos de tu aprendizaje.
  • Conocimiento de idiomas: reglas de vocabulario, gramática, pronunciación y conversación. Dentro de cada una de ellas hay diferentes niveles de dominio, así que es posible que tengas un vocabulario muy avanzado y sepas muchas palabras, pero que tengas una gramática más básica y aún no conozcas muchos tiempos verbales. Incluso puedes subdividir aún más estas áreas: puedes separar la pronunciación entre conocer y usar los sonidos individuales del idioma y saber el ritmo y entonación (“prosodia”) del idioma.

También puedes medir cuánto dices, la frecuencia con la que produces el idioma (con qué facilidad pronuncias palabras, al hablar, al escribir, al señalar algo y si haces muchas pausas). Eso es independiente de la precisión de lo que dices y si sigues todas las reglas del idioma.

Otra forma de pensar el dominio es cuánto puede entenderte alguien que sabe el idioma, y esa comprensibilidad no equivale al conocimiento de las reglas gramaticales o a una pronunciación perfecta.

¡Cuando separamos la “fluidez” en todos estos diferentes componentes de los idiomas, nos damos cuenta de que no es tan fácil definir la fluidez! Saber cómo analizar el idioma de esta manera puede ayudarte a establecer metas específicas y significativas y a seguir de una forma más efectiva tu progreso.

Esfuérzate en progresar en el idioma, no en tener fluidez

Así que, Paciente practicante la respuesta es… ¡la fluidez es un mito y existen formas mucho más útiles de medir tu progreso! Todo depende de cuál sea tu meta. Creo que esta es una de esas preguntas que es tan diferente para cada persona que no hay una única respuesta que conteste a todos.

¡Gracias por leer nuestra primera entrega de Querido Duolingo! ¿Tienes alguna pregunta que quieras que respondamos? Envíanos un mensaje a dearduolingo@duolingo.com o etiquétanos en redes sociales con el hashtag #DearDuolingo. ¡Nos vemos dentro de dos martes!