Si aprendiste a leer y escribir en inglés durante tu niñez, quizás te hayan enseñado algunas rimas para recordar las reglas de ortografía más complejas, como “la i va antes de la e, excepto después de la c” o “cuando dos vocales van juntas, la primera es la que se pronuncia”. Pero en otros idiomas, como el español, no competimos en concursos de deletreo ni debemos memorizar este tipo de refranes porque solemos pronunciar las palabras tal como se escriben. Si alguna vez te confundieron las convenciones de ortografía del inglés, queremos que sepas que es más común de lo que crees. Hay muchas combinaciones de letras que se pueden utilizar para representar sonidos y gran parte de las reglas que se enseñan a los niños a deletrear suelen tener sus excepciones. Incluso hay varias formas de escribir las palabras según el país en el que te encuentres, como sucede con “color”, que se escribe “color” en EE. UU. y “colour” en Reino Unido, sin que exista un motivo real para que una forma parezca más “correcta” que la otra para los hablantes. ¡¿Por qué la ortografía del inglés es tan difícil?!


La respuesta corta: el inglés es como un cuadro, en el que las convenciones de ortografía no fueron establecidas todas a la vez, sino que se fueron añadiendo como capas. Si observamos estas capas una por una, veremos que la ortografía del inglés sigue una variedad de patrones diferentes que tenían sentido para la forma en que se pronunciaban las palabras en un determinado momento o para los idiomas de los que el inglés tomó prestadas las palabras. ¡Hoy, estos patrones diferentes están mezclados para crear una hermosa (y a veces frustrante) obra de arte!

 Duo, el búho, con una boina y una paleta de pintor.


Un vistazo al inglés


Antes de empezar a hablar de los detalles de la ortografía del inglés, demos un vistazo panorámico al idioma. Los lingüistas han identificado 3 etapas distintivas del inglés, en las que el idioma (junto con su ortografía y pronunciación) cambiaron drásticamente. Estas son:

  • Inglés antiguo: la versión más temprana del inglés se desarrolló a partir de los idiomas de las tribus germánicas que invadieron las islas británicas en el siglo V.
  • Inglés medio: la versión del inglés que se desarrolló después de que los normandos invadieron Inglaterra en el 1066, momento en el que llevaron una versión temprana del francés con ellos.
  • Inglés moderno: la versión del inglés que se desarrolló alrededor del siglo XV en adelante, influenciada por la colonización y los avances tecnológicos.


Puedes adentrarte en la historia de estas versiones del inglés aquí, pero con este repaso rápido ya puedes ver que el inglés fue afectado por otros idiomas y eventos históricos. Cada uno de ellos demostró tener un gran impacto en la ortografía, ¡y al día de hoy todavía podemos ver sus efectos! Bien, observemos ahora cómo estos otros idiomas, los cambios de sonidos y los avances tecnológicos dieron forma a la ortografía del inglés.

¿Cómo influenciaron otros idiomas la ortografía del inglés?

Originalmente, el inglés no se escribía con las letras que usamos hoy, sino con un alfabeto conocido como runas. Para la mayoría de nosotros, las runas parecen más dibujos que letras, pero la disposición de las líneas en este sistema de escritura representa sonidos particulares del idioma, al igual que las letras que usamos hoy en día.


Entonces, ¿de dónde vienen las letras que usamos hoy en día? Hoy, el inglés usa el alfabeto latino (o romano). El Imperio romano empezó su invasión en Britania en el 43 d.C., pero probablemente fueron los misioneros cristianos de Irlanda quienes adoptaron el alfabeto primero y empezaron a utilizarlo para escribir en inglés. Al principio estos misioneros conservaron algunas runas para representar sonidos del inglés que el latín no usaba, como el símbolo ᚦ (llamado Thorn, “espina”) para el sonido que ahora se representa con “th”. Los escribas religiosos solían escribir las palabras tal como sonaban, por lo que las formas en las que se escribía el inglés antiguo eran muy variadas (sería como que alguien de México escriba que “está lloviendo”, mientras que alguien de Argentina escriba que “está *shoviendo”). ¡En esta etapa del idioma no había letras mudas!

Como mencionamos, el inglés medio fue desarrollado cuando los normandos invadieron Britania. La llegada de los francoparlantes cambió el inglés en muchas formas: el francés se convirtió en el idioma de las clases más elevadas en Britania e introdujo miles de palabras nuevas al inglés. Por ejemplo, la razón por las que hay tantas palabras diferentes para los animales (como cows “vacas”, chickens “gallinas” y pigs “cerdos”) y la carne que proviene de ellos (beef “carne de vaca”, poultry “pollo” y pork “carne de cerdo”) es porque los granjeros que criaban estos animales hablaban inglés, mientras que las clases más elevadas, que se relajaban y disfrutaban de platillos preparados con estas carnes usaban los nombres en francés para referirse a lo que estaban comiendo. ¡Bon Appétit!


Esto también significaba que los escribas ilustrados que redactaban en inglés durante este período basaron gran parte de sus convenciones en la ortografía del francés. Estos escribas son quienes reemplazaron las runas como ᚦ con letras del alfabeto latino como “th”. También crearon patrones que les parecía que capturaban la pronunciación de las vocales del inglés: a menudo, el inglés antiguo no diferenciaba entre vocales largas y cortas (como “ee” y “e”) en la escritura, pero los escribas del inglés medio empezaron a duplicar la vocal para demostrar que el sonido se alargaba, como en palabras como see (“ver”)

¿Qué ocurrió a medida que el inglés siguió cambiando?

Si bien muchas de las convenciones del inglés escrito empezaron a afianzarse durante la etapa del inglés medio, no puede decirse lo mismo del inglés hablado. Una de las razones más importantes por las que la ortografía del inglés se ve tan confusa ahora es porque el idioma y la pronunciación siguen cambiando incluso después de que los escribas o las autoridades deciden cuál es la forma “correcta” de escribir las palabras. Uno de los mayores cambios de la pronunciación del inglés fue el gran desplazamiento vocálico entre los siglos XV y XVIII. Durante este período, la pronunciación de las vocales del inglés cambió, pero no la forma en las que eran escritas típicamente. ¡Esto significa que muchas de las palabras que vemos escritas hoy en inglés representan la forma en la que eran pronunciadas antes del siglo XV y no como se pronuncian hoy! Por ejemplo, la palabra boot (“bota”) se escribe con “oo” y no con “uu” porque antes sonaba parecido a boat (“bote”), con un sonido “o” alargado. Con el tiempo y de forma gradual, las personas empezaron a pronunciar la palabra como suena hoy en día, pero nadie se tomó el trabajo de cambiar la ortografía.


No solo fueron las vocales las que cambiaron. ¿Viste alguna vez esa escena de Monty Python and the Holy Grail (“Los caballeros de la mesa cuadrada” en el doblaje de varios países) en la que un francés se refiere a Arturo y sus caballeros (“knights”) como “silly English kaniggets”? Aquí se usa la pronunciación para hacer un chiste, pero no está muy lejos de la verdad, ya que el sonido “k” no era mudo en inglés antiguo. Además, las letras “gh” solían representar un sonido similar al que aparece al final del nombre alemán “Bach”. Con el paso del tiempo, muchas personas dejaron de pronunciar este sonido o empezaron a pronunciarlo como una “f” según la palabra. Así que la palabra “knight” podría haber sonado algo parecido a “kaneecht” en inglés medio, con el sonido del alemán “ch”. Esta palabra (así como muchas otras) todavía es escrita según su pronunciación en ese entonces, pero la pronunciación de las vocales cambió a causa del gran desplazamiento vocálico y los sonidos que representaban la “k” y “gh” se volvieron mudos. ¡No es extraño que muchas personas se confundan cuando intentan aprender cómo escribir en inglés!

 Lily escribe o dibuja frustrada en una hoja de papel. Las hojas vuelan a su alrededor. Parece que quiere escribir algo y no logra hacerlo bien.


¿Qué más influyó en la ortografía del inglés?


Durante la etapa del inglés medio, aún existía cierta variación en la forma en la que se escribían algunas palabras (incluso los nombres propios. ¡El nombre de Shakespeare fue escrito de 25 formas diferentes a lo largo de su vida!). La situación empezó a cambiar después de que William Caxton llevó la imprenta a Inglaterra en 1476. Gracias a la imprenta, las convenciones ortográficas fueron impresas en un libro que pudo llegar a una audiencia mucho más grande, lo que eventualmente llevó a la adopción de determinadas convenciones estandarizadas de ortografía.


La creación de diccionarios por parte de académicos como Samuel Johnson también ayudó a establecer una fuente de conocimiento en común que las personas pudieran consultar para saber cómo se escribía una palabra. Noah Webster creó otro diccionario famoso que impactó la ortografía del inglés. Él creía en la promoción del inglés tal como era utilizado en Norteamérica, en lugar de seguir las convenciones inglesas, y su diccionario fue vital para que los estadounidenses aprendieran una forma diferente de escribir las palabras, como favorite (“favorito”) en lugar de favourite (misma traducción, la palabra proviene del inglés utilizado en Reino Unido). No existe una razón lógica por la que una forma de escribir la palabra sea mejor que la otra. El hecho de que utilicemos una de ellas solamente indica qué opinión es más influyente en el lugar donde aprendemos inglés.


Sin embargo, además del diccionario Webster, la accesibilidad a libros impresos a gran escala llevó a una mayor estandarización de la forma en la que las personas en el mundo escriben en inglés (y en otros idiomas). A medida que el inglés se expandía durante el período colonial y entraba en contacto con toda una variedad de idiomas de todas partes del mundo. Era altamente probable que las personas que tomaran palabras de esos idiomas continuaran escribiéndolas como se hacía originalmente con el alfabeto latino, sin cambiarlas para encajar con las convenciones del inglés. Por este motivo, además de palabras del inglés moderno que siguen los patrones ortográficos que tenían sentido en el inglés antiguo y medio, aparecieron nuevas adiciones al idioma que seguían las convenciones de otros idiomas, como pneumonia (del griego, “neumonía”), cappuccino (del italiano), ballet (del francés), “tortilla”, buoy (del neerlandés, “boya”), dachshund (del alemán, “perro salchicha”), tsar (del ruso, “zar”), bazaar (del árabe), samurai (del japonés)… ¡y muchas, muchas más!


Capas de aprendizaje


La ortografía del inglés es complicada porque representa la forma en la que el inglés ha sido pronunciado por una gran cantidad de personas, en una gran cantidad de países del mundo y en diversos períodos de la historia. Si bien puede ser difícil para las personas que están aprendiendo a leer y escribir en el idioma, también es genial que puedas ver la historia del inglés escondida a plena vista en la forma en la que se escriben las palabras… ¡y por suerte, tu amigo Duo siempre está aquí para ayudarte a aprender!

 Duo con un birrete universitario señala una pizarra que tiene escritas las letras “abc”. Fofo, el oso, mira la pizarra confundido.